Por: Asdrúbal Castillo Fajardo –Venezuela / Instagram: @druby_acf / Correo: castillodruby@gmail.com

Teresa de la Parra nació en París, Francia, el 5 de octubre de 1889, pero pasó su infancia cerca de Caracas, Venezuela. Su padre, Rafael Parra Hernaiz, fue cónsul venezolano en Berlín, mientras que su madre, Isabel Sanojo Ezpelosim de Parra, provenía de una distinguida familia caraqueña. Tras la repentina muerte de su padre, Teresa y su madre se mudaron a Europa, estableciéndose en Mislata, España, cuando tenía once años. En la plantación de azúcar El Tazón, cerca de Caracas, creció la pequeña Teresa, explorando desde temprana edad la riqueza cultural de su entorno. A pesar de la tragedia familiar, su espíritu inquisitivo y su amor por las letras empezaron a florecer en un lugar lejano de su tierra natal.

Carrera Profesional y Obras Literarias

Durante su estadía en el Colegio del Sagrado Corazón en Godella, España, Teresa de la Parra despertó su pasión por la escritura y la poesía. Influenciada por autores franceses y contemporáneos, comenzó a explorar la expresión literaria como medio para dar voz a sus pensamientos y emociones. A los 19 años, ganó un premio por un poema dedicado a la beatificación de la Madre Magdalena Sofía Barat, marcando el inicio de su trayectoria como escritora. En 1910, tras su regreso a Caracas, se sumergió en el estudio del lenguaje coloquial y las costumbres de la sociedad caraqueña, inspirándose en su entorno para plasmar sus ideas y reflexiones en papel.

El Auge de su Carrera Literaria

En 1915, bajo el seudónimo de Fru-Fru, Teresa de la Parra publicó dos cuentos cortos en el periódico El Universal, dando inicio a su carrera como escritora. Su primera obra significativa, “Diario de una caraqueña por el Lejano Oriente,” vio la luz en la revista Actualidades en 1920. Sin embargo, su consagración llegó en 1924 con la publicación de su novela más famosa, “Ifigenia”. Esta obra, que aborda el papel de la mujer en la sociedad, obtuvo el primer premio en un concurso literario en París y fue traducida al francés por Francisco de Miomandre, catapultando la fama de Teresa de la Parra a nivel internacional.

Explorando Temáticas Sociales y Feministas

En 1929, Teresa de la Parra publicó otra novela destacada, “Las memorias de Mamá Blanca,” que retrata la sociedad criolla venezolana de la época. A lo largo de su carrera, la autora abordó temas como el desarrollo personal, la infancia y la posición de la mujer en la sociedad latinoamericana, presentando una perspectiva matizada sobre el feminismo. Sus obras reflejan un profundo análisis de la condición femenina y una crítica a las estructuras sociales que limitan el crecimiento y la realización de las mujeres en su entorno.

Reconocimiento y Legado Literario

La labor literaria de Teresa de la Parra trascendió fronteras y se consolidó como un referente en la narrativa femenina y en la exploración de las luchas y anhelos de las mujeres en la sociedad venezolana del siglo XX. A través de sus novelas y ensayos, la autora no solo dejó una huella imborrable en la literatura latinoamericana, sino que también abrió camino a generaciones posteriores de escritoras. Su legado perdura como testimonio de su valiosa contribución al debate sobre la igualdad de género y la emancipación de la mujer en un mundo en constante evolución.

Cronología de sus Obras

A lo largo de su prolífica carrera literaria, Teresa de la Parra creó una serie de obras que capturaron la esencia de la sociedad venezolana y exploraron temas profundos sobre el papel de la mujer y el desarrollo personal. A continuación, se presenta una cronología de algunas de sus obras más destacadas:

1920: “Diario de una caraqueña por el Lejano Oriente” marca el inicio de la trayectoria literaria de Teresa de la Parra, donde comienza a plasmar su visión única sobre la sociedad y las mujeres en Venezuela.

1924: “Ifigenia” se erige como su obra más famosa y aclamada, ganando el primer premio en un concurso literario en París. Esta novela revela las luchas y aspiraciones de las mujeres en la sociedad venezolana del siglo XX.

1929: “Las memorias de Mamá Blanca” es otra obra destacada que retrata la sociedad criolla venezolana de la época. En esta novela, Teresa de la Parra profundiza en temas como el desarrollo personal, la infancia y la posición de la mujer en la sociedad latinoamericana.

Esta secuencia de obras refleja la evolución y la madurez de la escritura de Teresa de la Parra, así como su compromiso con la representación fiel de la realidad social y cultural de su tiempo. Cada obra aporta una perspectiva única sobre la condición humana y el papel de la mujer en la sociedad, consolidando su legado como una de las escritoras más influyentes de su época.

Fragmento de “Ifigenia”

En “Ifigenia,” Teresa de la Parra nos sumerge en las luchas y aspiraciones de las mujeres en la sociedad venezolana de principios del siglo XX. La novela narra la historia de una joven llamada Ifigenia, quien busca encontrar su propia identidad y voz en medio de las expectativas sociales y roles de género. En este fragmento, vemos a Ifigenia mirando por la ventana, observando el vuelo de un pájaro a través del cielo azul claro. Anhela extender sus alas y volar libremente, sin restricciones impuestas por las cadenas de la convención y las normas sociales. Sueña con una vida de independencia y autorrealización, donde sus sueños y aspiraciones puedan alzar el vuelo como el ave que observa con envidia.

 

Ifigenia contemplaba por la ventana, sus ojos siguiendo el vuelo de un pájaro a través del cielo azul cristalino.

 

Su anhelo de extender sus alas y volar sin restricciones, libre de las ataduras de la convención y las normas sociales.

 

Deseaba una vida marcada por la independencia y la autorrealización, donde sus sueños y aspiraciones pudieran elevarse como el ave que observaba con envidia.

 

Este fragmento de “Ifigenia” captura la esencia de la lucha interna de las mujeres en una sociedad que busca imponerles roles predeterminados. Teresa de la Parra, a través de la voz de Ifigenia, nos invita a reflexionar sobre la importancia de la autonomía y la búsqueda de la verdadera identidad en un mundo que a menudo intenta limitarnos. Sus palabras resonaron entonces y continúan resonando hoy, recordándonos la importancia de desafiar las normas establecidas y perseguir nuestros sueños con valentía y determinación.

Vida en el Extranjero y Redes Literarias

Teresa de la Parra se trasladó a París en 1923, donde llevó una vida socialmente activa entre destacados escritores. Durante su estancia en París, forjó estrechas amistades con otros escritores, como el ecuatoriano Gonzalo Zaldumbide y la cubana Lidya Cabrera. Estas conexiones ampliaron su red literaria y le permitieron participar en discusiones intelectuales e intercambiar ideas con colegas escritores. La presencia de Teresa en los círculos literarios parisinos le brindó la oportunidad de enriquecer su perspectiva creativa y nutrir su pasión por las letras.

La experiencia de Teresa de la Parra en el extranjero y su participación en redes literarias no solo impactaron su desarrollo como escritora, sino que también contribuyeron a la difusión de su obra en un contexto internacional. Su presencia en los círculos literarios de París le brindó la oportunidad de proyectar su voz más allá de las fronteras de Venezuela y establecer conexiones significativas con escritores de renombre en la escena literaria mundial. El legado de Teresa como escritora trascendió el ámbito nacional y se consolidó como una voz influyente en la literatura latinoamericana y feminista de su tiempo.

La chica del vapor Apure: entre los ríos Apure y Orinoco

Embarcó desde La Guaira hasta Ciudad Bolívar con el propósito de retirar ese premio que le otorgó un Concurso Nacional de Cuentos, organizado por el periódico El Luchador de Ciudad Bolívar en 1922. Así que ella era como una heroína que conquista triunfante otras comarcas.

En Ciudad Bolívar recibió el premio en metálico y los honores correspondientes, y como regalo adicional le otorgaron un viaje con todos los gastos pagos en el flamante Vapor Apure. Y Ella lo aceptó como una reina que se embarca en una nueva aventura.

En el barco pasó a ser una pasajera de lujo, con camarote individual de primera clase, comida a la carta y todo lo que pidiera en la cantina en este prestigioso vapor, que era toda una innovación náutica al moverse a la alucinante y vertiginosa velocidad de 17 Km/h (9 nudos/hora). En el barco Ella se sentía como una pionera que desafía las leyes de la física.

Imagen  y texto de: Micro-Relato. Edición, composición y montaje fotográfico. La chica del vapor Apure: entre los ríos Apure y Orinoco. Vinos Des Fruit. https://www.facebook.com/vinosdesfruit.correa.5

 

 

El viaje tenía como itinerario, de ida y vuelta, la ruta Ciudad Bolívar – San Fernando de Apure y luego, San Fernando de Apure – Periquera (Guasdualito). Estaba encantada con el viaje, al fin y al cabo, era caraqueña y nacida en Europa y, para ser franca, conocía más el viejo continente que el interior de Venezuela. Ella era como una exploradora que se adentra en lo desconocido.

En el viaje de ida, atracaron en Caicara, después en Arichuna y finalmente llegaron a San Fernando de Apure, remontando 551 km por los ríos Orinoco y Apure, tardando tres días en este recorrido. Por normas de seguridad, el vapor no navegaba de noche, así que pernoctaron en Caicara y Arichuna, donde los barcos entregaban mercancías importadas, compraban productos locales y se abastecen de leña para las calderas del barco, como un gigante que se alimenta de la tierra.

Retomaron el viaje siguiendo el itinerario San Fernando – Periquera, el barco hizo escala en Apurito, El Samán, Bruzual, Puerto de Nutria, Palmarito y finalmente llegó a Periquera (Guasdualito) dos días y medio después de haber recorrido 466 km adicionales de viaje remontando el río Apure. En esos momentos, Ella se sintió como un vapor que desafía las corrientes.

Pero Ella, en ninguna de estas paradas bajó en estos puertos, estaba extasiada con el paisaje y ocupada frenéticamente en escribir en sus diarios. Como una artista que se inspira en la belleza de las riberas del río.

De regreso, el vapor solo hizo escalas para pernoctar y tres días después ya estaban de nuevo en San Fernando de Apure. Dado que transcurrían los meses de verano y El Cañito estaba muy seco, no pudieron atracar en los muelles de la ciudad, presagiando lo que ocurriría pocos años después, en los conocidos años de “años de la jumasera” donde imperó una gran sequía y los ríos se secaron. Así que el vapor atracó en el canal principal del río, en el Paso Real de Apure. Ella pensó, así soy yo, como una embarcación, que se adapta a sus circunstancias.

El capitán del Vapor Apure le extendió una invitación para visitar y conocer la ciudad. Y Ella accedió gustosamente. Como una viajera que siempre está dispuesta a descubrir nuevos horizontes.

Muerte y Legado

Trágicamente, la vida de Teresa de la Parra fue truncada por su batalla contra la tuberculosis y el asma. El 23 de abril de 1936, en Madrid, España, falleció a la temprana edad de 46 años. A pesar de su prematura muerte, su legado literario perdura. Teresa de la Parra es considerada una de las narradoras más destacadas de su época y pionera de la literatura feminista en América. Sus obras arrojan luz sobre los desafíos que enfrentaban las mujeres en la sociedad y allanaron el camino para las futuras generaciones de escritoras. En reconocimiento a sus logros literarios, su.

Su estilo literario único y su perspectiva feminista han dejado una huella indeleble en la literatura venezolana y en la conciencia colectiva de la sociedad. A lo largo de su carrera, desafió las expectativas sociales y culturales de su tiempo, abriendo camino para futuras generaciones de escritoras en Latinoamérica.

Proyecto escritoras olvidadas de América Latina

El objetivo de este proyecto es volver a traer al deba el nombre de grandes escritoras latinoamericanas. De muchas de ellas se ha dejado de hablar y de leer, pero se considera que sus legados son trascendentales, y por ello, este espacio se hace necesario.

Referencias

(**) Créditos: Fotografía, archivo digital Fundhea

Otras entradas de esta sección

Suscribir
Notificar de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios