Petroglifos. Revista Crítica Transdisciplinar 4(1):21-30 enero-junio 2021
ISSN: 2610-8186
https://petroglifosrevistacritica.org.ve/
Artículo Divulgativo
Sociofenomenología: Cuerpo de conocimiento científico para el estudio de estructuras intersubjetivas de la investigación
Sociophenomenology: Body of scientific knowledge for the study of intersubjective structures of research
Nelson A. Fuenmayor Ramírez*1
Gledys A. González de Oropeza2
Derkis E. Arévalo Molina3
1FR&AM Consultores Gerenciales - Caracas, Venezuela
2Universidad Yacambú (UNY) - Barquisimeto, Venezuela
3FR&AM Consultores Gerenciales – Los Teques, Venezuela
*Correo electrónico: nelsonfuenmayoramirez@gmail.com
Recibido: 24/02/2021 Aceptado: 31/03/2021
RESUMEN

La dinámica de transformaciones que experimenta el mundo también contempla los diversos campos, áreas, modelos y enfoques que rodean la investigación científica, que van adecuando los procedimientos, mecanismos, herramientas, instrumentos y metodologías para fortalecer la validez, fiabilidad y credibilidad sobre los estudios que tiene la intención de generar nuevos conocimientos que se acrediten, certifiquen y respalden por parte de la comunidad científica y académica. De allí que este artículo divulgativo tiene como propósito analizar la sociofenomenología como un cuerpo de conocimiento científico para el estudio de estructuras intersubjetivas de la investigación. Se empleó para ello una metódica cualitativa propia de la lógica inductiva, alineada con la corriente del paradigma interpretativo. Los informantes clave lo constituyeron tres (3) sujetos con visón plural, investigadores con un alto nivel de profesionalización, experiencia y trayectoria en las áreas de las ciencias sociales. La sociofenomenología como enfoque, vivencia cada realidad para conocer los hechos que rodean un fenómeno como fuente primaria de información, es un espacio para la interrelación que facilita la comprensión e interpretación del hecho per se, que se contextualiza a través de un proceso de indagación, abordándolo a partir de una actitud natural para descubrirlo desde la experiencia como un referente acreditado y cuerpo de conocimiento científico en las múltiples realidades existentes de carácter social, de allí surgen nuevos conocimientos.

Palabras clave: enfoque social, Intersubjetividad, programas de investigación, sociofenomenología
ABSTRACT

The dynamics of transformations experienced by the world also include the various fields, areas, models and approaches surrounding scientific research, which adapt the procedures, mechanisms, tools, instruments and methodologies to strengthen the validity, reliability and credibility of the studies that it intends to generate new knowledge that is accredited, certified and supported by the scientific and academic community. The purpose of this informative article is to analyze sociophenomenology as a body of scientific knowledge for the study of intersubjective structures of research. A qualitative methodical typical of inductive logic was used to do so, aligned with the current of the interpretative paradigm. The key informants constituted (3) subjects with plural mink, researchers with a high level of professionalization, experience and trajectory in the areas of the social sciences. Sociophenomenology as an approach, experiences each reality to know the facts surrounding a phenomenon as a primary source of information, is a space for interrelationship that facilitates the understanding and interpretation of the fact per se, which is contextualized through a process of research, addressing it from a natural attitude to discover it from experience as an accredited reference and body of scientific knowledge in the multiple realities existing of a social nature , from there new knowledge emerges.

Key words: Intersubjectivity, research programs, social focus, sociophenomenology

Introducción

La humanidad está en constante eclosión en la búsqueda de nuevas formas para generar conocimientos válidos que den respuesta a las problemáticas de diversas índoles que se presentan en el seno de las sociedades, donde la sociofenomenología se convierte en este enfoque emergente que le otorga relevancia a las posiciones intersubjetivas del individuo como fuente natural de conocimiento, de allí que tiene como norte la comprensión y el desarrollo de la exégesis para la profundización de saberes, reflexionar sobre los factores que rodean un fenómeno y su know-how desde una cosmovisión renovada.

La sociofenomenología como enfoque cuyo epicentro son los actores sociales, está en la búsqueda de responder a las problemáticas, demandas y necesidades que se originan en las sociedades, generando un cuerpo de conocimientos desde las subjetividades e intersubjetividades de los seres humanos como fuente de información basadas en las experiencias y vivencias a partir del accionar cotidiano diario que han cultivado en diferentes campos, tejiendo razonamientos, críticas, reflexiones, significados y significantes que dan sentido a este artículo colaborativo, donde se resalta el valor por el conocimiento científico.

Afirma Rizo (2014), que la sociofenomenología está concretamente centrada en la forma en que las estructuras de la realidad se constituyen objetivamente y se instituyen intersubjetivamente, como reconstrucción permanente de la vida social. Entonces, estudia todos esos hechos que se le presentan al ser humano en el quehacer diario, las actividades de la vida cotidiana, que puede percatarse o no, pero forma parte esencial de los significados y significantes sobre los conocimientos que cultiva con y desde la experiencia.

Este artículo tuvo como hilo conductor analizar la sociofenomenología como un cuerpo de conocimiento científico para el estudio de estructuras intersubjetivas de la investigación, a partir de las contribuciones efectuadas por un conjunto de investigadores que abordaron el tema desde el siglo XX hasta llegar a nuestros días, haciendo énfasis en los aportes del epistemólogo chileno de las ciencias sociales, Ulises Toledo Nickels, uno de los principales representantes de este programa como él lo refiere en este milenio.

Para ello, se efectúo un abordaje y contextualización de la sociofenomenología como enfoque emergente, las contribuciones teóricas que ha proporcionado a las investigaciones científicas mediante el estudio de estructuras intersubjetivas como cuerpo de conocimiento viable, fiable y acreditable, además se contrastó con la revisión de la literatura con información proporcionada con actores sociales clave que permitió generar un sinnúmero de reflexiones y consideraciones críticas sobre este enfoque.

Perspectiva metodológica

 El transitar metodológico referente a la sociofenomenología envuelve a los investigadores en la subjetividad e intersubjetividad, reflexionamos e interpretamos con diferentes perspectivas, los significados y símbolos que expresan los informantes clave a la realidad. La metódica se circunscribe en el enfoque cualitativo propia de la lógica inductiva, alineada con la corriente del paradigma interpretativo, permitiendo contextualizar y analizar la realidad objeto de manera holística y dinámica, en consonancia con Strauss y Corbin (2012), quienes explican que profundiza en las formas de conocimiento que han sustentado las actuaciones y experiencias de los entrevistados en los distintos escenarios del quehacer investigativo.

El enfoque sociofenomenológico describe, interpreta y comprende la realidad críticamente basada en un sistema de racionalidad administrativa y destaca los aspectos significativos planteados por los informantes clave, reviviendo los fenómenos y comprendiéndolos en su totalidad, desde donde se interactúa. La finalidad viene dada por aprehender este proceso de interpretación, intentando ver las cosas desde el punto de vista del otro. Los informantes clave para esta disertación, la constituyeron tres (3) sujetos con visón plural, que tenían como cualidades ser investigadores con un alto nivel de profesionalización, experiencia y trayectoria en las áreas que intervienen en las ciencias sociales, con publicaciones que le confieren preeminencia como fuente de información, a quienes se les realizó una entrevista.

Desde la postura de los informantes, emergieron nuevos modos de construcción del conocimiento sobre el enfoque sociofenomenológico, lo que ha conllevado en resignificar la realidad en el marco de los programas de investigación. Adicionalmente, se efectuaron arqueos referenciales a profundidad a través del empleo de un sistema de fichaje para asegurar la mayor captación de la información que luego fueron cotejadas con lo proporcionado con los informantes clave.

Sociofenomenología: enfoque emergente

Es  una ciencia descriptiva de estructuras esenciales que parte de la experiencia y de los objetos de interacción (sujeto-fenómeno). Este enunciado demuestra que su intención es abrir nuevos escenarios de carácter filosóficos de un hecho en relación con el tiempo para perfilar eventos que generan respuestas a diferentes posturas, lo que conlleva hacia la construcción de un programa de investigación con cualidades esencialmente rigurosas. En correspondencia con las ideas descritas por Schutz citado en Toledo-Nickels (2009), quien plantea que la sociofenomenología se caracteriza por una atmósfera académica predominante por tres rasgos principales:

  1. a) el culto a los hechos y una incondicional confianza en el método de las ciencias naturales considerado el canon científico por antonomasia;
  2. b) supone que la psicología (psicofísiología) ha heredado todos los problemas auténticos de la filosofía y los resolvía adecuadamente haciendo uso del método científico para abordar un hecho o fenómeno de estudio;
  3. c) esquematiza para resolver o reducir eventos insolubles o, simplemente jerarquizaba problemas.

Estamos en presencia de una disciplina emergente que tiene una influencia en la construcción socio-cultural a partir de la actitud natural de los seres humanos en la vida cotidiana, donde es menester del conjunto de áreas que rodean a las ciencias sociales y humanas profundizar en su constitución y legitimación al desarrollar actividades de investigación. De ahí nace los enfoques socio-teórico de una crítica radical de los cimientos y procedimientos de la ciencia para superar las posiciones y posturas reduccionistas, sus contradicciones o ambigüedades y facilitar el surgimiento de una teoría general del conocimiento humano, libre de presupuestos.

Contextualización de la Sociofenomenología

En la constante eclosión de la investigación, el estudio sobre la ciencia reside en el hombre como la razón de ser que permite comprender las situaciones que ocurren en el entorno; para detallarla, examinarla y dar una conclusión fiable que sustenten las bases para promover e impulsar los conocimientos en vista que éste, es inagotable e infinito, personificando así, el nivel evolutivo para la sociedades que convergen en diferentes períodos históricos, en función de los constantes cambios que la humanidad experimenta.

Un interesante comentario para traer a colación por su pertinencia y sin que haya perdido vigencia, fue el ofrecido por el austriaco Popper (1968) en la conferencia sobre tolerancia y responsabilidad intelectual llevada a cabo en la Ciudad Alemana de Tübingen, sentenciando que “para el verdadero científico con sensibilidad a los problemas no resueltos, el mundo se está volviendo cada vez más, en sentido muy concreto un enigma” (p. 13). Esto amerita no conformarnos con justificaciones inadmisibles sobre el funcionamiento o no de un fenómeno coyuntural o estructural de una problemática, como agentes del campo social, y en todo ámbito estamos en la búsqueda de graduales transformaciones, el hombre por su naturaleza hace que ella no se resigne, quiera evolucionar y cambiar, es el papel esencial de la sociofenomenología.

En lo que respecta al enfoque teórico sociofenomenológico en el contexto de un programa de investigación, lo desarrolla actualmente el epistemólogo de origen chileno Ulises Toledo desde finales de la primera década del milenio, partiendo de teorías ideadas en el continente europeo a lo largo y ancho en los siglos XIX y XX, recopilados en un entramado de estudios sobre la ciencia desde varias vertientes, reflejados en la figura 1, de manera tal que este enfoque emergente fue influenciado o persuadido por el filósofo alemán Edmund Husserl, partiendo de la fenomenología trascendental, donde las estructuras fundamentales de las experiencias se centraron en remover el sentido del mundo.

Evolución del Constructo Teórico de la Sociofenomenología.

Figura 1. Evolución del Constructo Teórico de la Sociofenomenología.

 

El empleo de los elementos del pensamiento de la sociología comprensiva del alemán Max Weber, quién argumentó que las evidencias científicas presentes en el mundo se encuentran reflejadas en las subjetividades del ser humano, ameritando de un enfoque cualitativo para ser comprendidas e interpretadas en todo su conjunto, donde lo ideal son las herramientas metodológicas mediante la cual se interpreta y explica científicamente los fenómenos sociales.

Otro sustento teórico necesario abordado en este innovador enfoque, lo representa el sociólogo austríaco Alfred Schutz, quien significativamente con una gran influencia del legado ofrecido por Husserl, profundiza sobre el aporte de la fenomenología de la actitud natural, la cual concentró toda su atención en la vivencia de la experiencia intersubjetiva, donde el ser humano avizora al mundo desde una actitud natural (mundano).

Este artículo divulgativo de construcción aproximativa sobre la sociofenomenología en la actualidad, conlleva al estudio riguroso del ser humano como actor social cognitivo y metacognitivo, con pensamiento crítico, disruptivo, creativo, innovador y exponencial a través de sus ideas, partiendo de las vivencias, experiencias, su quehacer cotidiano diario, consecuente de la actividad que está ejerciendo en cualquiera de las disciplinas, originándose nuevas formas de comprender e interpretar los significados del mundo donde estos convergen.

Los estudios alcanzados por el húngaro Irme Lakatos en cuanto a la teorización de los programas de investigación científica, en el marco de la reconstrucción racional para dar el rigor metodológico que requiere el programa sociofenomenológico, y así comprender e interpretar los significados que el ser humano le otorga al mundo, mediante los criterios lógico-formales que puso a disposición de la comunidad académica Lakatos. Para Toledo-Nickels (ob.cit.b), es Husserl quien toma el término fenomenología utilizado en el siglo XIX por las ciencias naturales y la filosofía, insertándolo como categoría principal de la disciplina filosófica que llamó Ciencia de los Fenómenos o Fenomenología.

Igualmente Toledo-Nickels (ob.cit.b) indicó que la sociofenomenología se utiliza para “designar las teorías e indagaciones que se desarrollan dentro de la perspectiva amplia de una ciencia de la sociedad inspirada en la fenomenología; los cuales, en conjunto, asumo como un programa de investigación científica” (p.80). Entonces, el propósito de esta emergente corriente del pensamiento social, es convertirse en una escuela acreditada, con el reconocimiento de la comunidad académica en el mundo; como un programa de investigación científico sociofenomenológico, cuyo epicentro filosófico neurálgico se sitúe en la interdependencia del sujeto y la experiencia, elementos que versan sobre la racionalidad de los seres humanos con prácticas vividas diariamente, como expresión natural de conocimiento genuino forjado en el mundo que se funda de manera subjetiva e intersubjetiva, donde el individuo se transforma constantemente y a su vez modifica los escenarios donde concurre el fenómeno de indagación.

Contribuciones Teóricas de la Sociofenomenología

Argumenta Toledo-Nickels (ob.cit.b), que este enfoque teórico sociofenomenológico “lo considero apropiado porque alude a una estrategia de investigación amplia, comprensiva e interpretativa de los universos simbólicos del mundo social, que incluye temas tradicionalmente estudiados por la psicología social, la psicología comunitaria, la lingüística, la antropología cultural, la sociología (…)” (p. 81). Es oportuno mencionar que este enfoque además, tiene correspondencia con el intereses que persigue la corriente del paradigma interpretativo al comprender e interpretar las múltiples realidades vinculadas a un hecho social con una visión esencialmente holística, que está interrelacionada y cargadas de componentes axiológicos que circundan a los actores sociales: creencias, actitudes, conductas, acciones, vivencias, percepciones, apreciaciones entre otros aspectos, que intervienen en el hecho per se. Seguidamente Toledo-Nickels (ob.cit.b), puntualizó que:

La sociofenomenología estudia las estructuras intersubjetivas de sentido mediante un riguroso procedimiento de carácter científico y eso no entraña contradicción alguna (…) El contexto subjetivo refiere a los significados de las observaciones, pensamientos y acciones de los actores, relativas a su mundo de la vida (cotidiana); de ahí surgen motivaciones y expectativas (motivos-porque y motivos-para) y éstas se objetivan en actos, artefactos, instituciones y obras de diversa índole (realidad socio-cultural)… (p. 85).

En efecto, la concepción aproximativa sociofenoménica que este artículo busca profundizar en el campo de las ciencias sociales, se orientó a investigar de forma sistemática desde la intersubjetividad de las experiencias, vivencias, percepciones, emociones y demás elementos vinculados con el quehacer cotidiano diario de diferentes profesionales en el ámbito gerencial y de las ciencias sociales hacia las actividades de investigación, con lo cual el fenómeno de estudio comprende e interpreta para edificar el conocimiento con miras a la evolución de las nuevas corrientes del pensamiento.

Desde el carácter sociofenomenológico, como investigadores develamos los elementos intersubjetivos que nos ofrecieron los informantes clave, con categorías que emergieron a partir de la vivencialidad, experiencialidad y cotidianeidad de los investigadores en los campos gerenciales y de las ciencias sociales. Dentro del recorrido es preciso puntualizar el aspecto ontológico alineado con el componente sociofenoménico, que desde las ideas del filósofo alemán Heidegger (1985), el individuo tiene “el modo particular de ser como somos los seres humanos” (p. 28). En el discurso de Padrón (2007), está “referida a las convicciones acerca de las relaciones del sujeto con la realidad, simplificada también en dos valores: idealismo/realismo” (p. 5).

En ella se crea el estudio del conocimiento sobre el fenómeno a considerar, en tanto y cuanto a la manera en que el sujeto piensa el ser y el existir de la realidad donde converge, produciéndose de esa forma, el ser y existir de los investigadores dentro de una ciencia, disciplina o área de estudio en particular. Sostiene Arnold (2013), que la propuesta desarrollada por el investigador chileno Ulises Toledo sobre la sociofenomenología es un programa centrado en la comprensión fundamentada en la interpretación de los fenómenos sociales, acreditado como un proceso que actúa con protocolos de rigurosidad dentro de las actividades de investigación para alcanzar conocimientos validos  susceptibles a corroboración.

Dentro de la realidad social donde se desenvuelve el individuo, el conocimiento se construye desde las capacidades particulares del sujeto, de la experiencia que ha absorbido a lo largo de los años en la praxis gerencial, educativa o quizás es producto de la influencia del entorno donde opera. La percepción de la verdad, está supeditada a la influencia que ejercen los elementos físicos, psicológicos, sociológicos, vivenciales, cognoscitivos y culturales, en los individuos y sobre la realidad donde se desenvuelven.

Una publicación reciente de una entrevista al físico español Fernández Mallo citado por Fernández (2020) asegura que “la ciencia produce resultados válidos para el mundo precisamente porque admite desde el principio que puede ser refutada, que no tiene por qué ser verdad siempre; es decir, es crítica consigo misma y se va autocorrigiendo”. Esta cualidad de autorregulación le proporciona visiones múltiples sobre un fenómeno social, dejando ver la esencia del individuo, sus intersubjetividades derivadas de sus esquemas mentales y procesos cognitivos propias de su comportamiento y la conducta como expresión natural.

Atendiendo a los argumentos de Álvarez y Jugerson (1998), la fenomenología se erige desde “cuatro conceptos claves: la temporalidad (el tiempo vivido), la especialidad (el espacio vivido), corporalidad (el cuerpo vivido) y la relacionalidad o comunalidad (la relación humana vivida)” (p. 85); relativas a las vivencias del ser humano, hábitat de interacción con otros sujetos y objetos del entorno, en correspondencia con su experiencia y con sus pares.

Esta prevención socio-teórico de la sociofenomenología nos propone que las estructuras ideales representan una condición esencialmente cualitativa para comprender e interpretar todos esos significados y significantes que le otorgan los actores sociales en el ámbito de las actividades de investigación que se van desarrollando para darle respuesta a problemáticas, necesidades o demandas del entorno social. Sobre el particular Toledo (2012) enuncia que:

  1. a)  La vida social está entretejida por tipificaciones que poseen una intencionalidad guiada por un motivo pragmático que hace posible la interacción y materializa la intersubjetividad en vida social concreta desde la óptica del investigador.
  2. b)  La explicación-comprensiva construye un esquema de tipos ideales de segundo orden, o sea, constructos teóricos referentes a las tipificaciones elaboradas por los actores en el devenir espontáneo del simple oficio de vivir. La intraobjetividad consiste en asegurar que el esquema del observador científico se encuentre en relación con los datos fácticos, es decir, con el significado de la experiencia de sentido común que los actores van definiendo a través de acciones concretas y mediante los artefactos e instituciones.
  3. c) La sociofenomenología es inconmensurable con el positivismo porque el segundo enfoque aleja al científico de las vivencias significativas de los actores. Y, dado que la socialidad tiene la peculiaridad intrínseca de ser un ámbito de sentido, la comprensión de los fenómenos queda irremediablemente distorsionada cuando se ocultan sus significados inherentes.
  4. d)  La sociedad se concibe como interdependencia de personas. Esta concepción revaloriza el carácter social de la noción de persona y al mismo tiempo refuta que su comportamiento social pueda igualarse al de autómatas culturales que se limitan a responder los dictámenes de unas estructuras coercitivas. De esta manera se supera la falsa dicotomía entre el actor social y las estructuras de la sociedad.

Los seres humanos, organizaciones e instituciones que forman parte de una sociedad, naturalmente impregnada de las subjetividades e intersubjetividades de los individuos quienes dinamizan su funcionamiento, dándole sentido a la vida mediante la socialización de experiencias, vivencias, otorgándole significados y significantes a cada una de las acciones, funciones, actividades, tareas de la faena cotidiana, a los efectos de comprender e interpretar los fenómenos que se producen en los espacios donde estos convergen, que pueden constituirse como un cuerpo de conocimientos científicos acreditables para contribuir con problemáticas, demandas y necesidades para el fortalecimiento de las ciencias sociales.

Sociofenomenología: Conocimiento para el Estudio de Estructuras Intersubjetivas

Los aportes proporcionados por los informantes clave, han evidenciado con respecto a la sociofenomenología que existen varios órdenes de realidades, tal vez un número infinito de ellas, cada uno de los cuales tiene su propio estilo especial y separado de existencia al realizar investigaciones desde la sociofenomenología se puede vivenciar cada realidad  y conocer los hechos de primera fuente; de allí que llamar real a una cosa significa que ésta se encuentra en cierta relación con nosotros, por eso las consideraciones sociofenomenológicas abren un espacio por excelencia para la interrelación y facilita la comprensión de la realidad.

Por eso, el objetivo de las estructuras intersubjetivas en la investigación, está focalizado en la indagación, mediante la identificación para describir la actitud fuente elemental que  sostiene   la realidad social a la cual denomina Actitud Natural Alfred Schutz, entendiéndola como la intencionalidad espontánea de la conciencia que orienta su atención directamente a las cosas y las acepta sin cuestionarlas, sin alterar el fenómeno. Adicionalmente, estas estructuras intersubjetivas se orientan a des-cubrir un hecho o fenómenos como un amplio horizonte que abarca  la totalidad y al hacer uso de experiencia, constituye el principal referente de investigación.

Es así, que dado que la vida cotidiana se encuentra enmarcada en lo cambiante y que, además,  es  la  principal  fuente de fenómenos, es necesario dirimir los límites entre un ámbito y otro, por ello las estructuras intersubjetivas para hacer investigación, coadyuvan a evitar los  malentendidos  y  avanzar  hacia una distinción de síntomas, causas y consecuencias que llevan al investigador a detectar problemas y posibles soluciones que son esenciales para la evolución, progreso y avances de una sociedad como un todo.

En la figura 2, se reflejan las categorías que emergieron de los informantes clave sobre la sociofenomenología, donde vivenciar cada realidad es un factor esencial para conocer los hechos que rodean un fenómeno como fuente primaria de información, además de ser un espacio para la interrelación que facilita la comprensión de ese hecho per se, que puede ser contextualizado a través de un proceso de indagación, abordándolo a partir de una actitud natural para descubrir hechos o fenómenos desde la experiencia como un referente acreditado y cuerpo de conocimiento científico que comprenda e interpreta las realidades múltiples existente en los problemas de carácter social, de allí surgen nuevos conocimientos.

Visión de la Sociofenomenología como cuerpo de conocimiento científico.

Figura 2. Visión de la Sociofenomenología como cuerpo de conocimiento científico.

 

Consideraciones finales

En mundo está lleno de transformaciones sistemáticas en todos los campos, pero estos cambios se van produciendo con la aplicación de metodologías de investigación que le otorgan validez científica a los grandes avances que experimenta el planeta, derivadas de las corrientes filosóficas de los paradigmas de investigación según sea el abordaje que se le otorgue. Así lo señala Anigstein (2013) donde lo “sociofenomenológico se trata de una aproximación a los fenómenos sociales que logra superar la dicotomía individuo-sociedad y generar una propuesta que integra ambas perspectivas de manera favorable” (p.34).

Como sujetos cognoscentes la sociofenomenología se ubica como un enfoque contrapuesto a las posiciones del paradigma positivista y las diferentes variantes que este ha asumido con el devenir del tiempo, se trata de una perspectiva teórica emergente que orienta sus esfuerzo a un proceso para confrontar las posturas que se presenta sobre un fenómeno con cualidades sociales para que sea comprendido en el entramado de situaciones que rodean el quehacer cotidiano diario de la especie humana, donde las complejidades y transcomplejidades están planteadas habitualmente, allí existe fuente de conocimiento genuina y esencialmente social.

Los seres humanos a lo largo del devenir profesional, laboral, académico y demás espacios donde interactúan, se interrelaciona, interviene, socializa, en ese proceso de sociabilidad está en continuo intercambio de información empírica, que debe ser encauzada, transformada en conocimiento científico para dar respuestas a un cúmulo de problemáticas, necesidades y demandas de las sociedades, reflejadas en las comunidades, empresas, organizaciones e instituciones que en ella convergen, por eso, del quehacer cotidiano diario de la vida social surge la sociofenomenología como un enfoque emergente que tiene la cualidad de convertirse en cuerpo de conocimiento científico a partir del estudio de las estructuras intersubjetivas del ser humano desde los esquemas mentales y procesos cognitivos abordados con investigación.

Compartimos en cada una de las partes los razonamientos, aportes y contribuciones efectuadas por el investigador chileno Ulises Toledo, quien argumentó que la sociofenomenología se sitúa en la interdependencia del sujeto y la experiencia como elementos de la racionalidad de los seres humanos cuando viven experiencias desde su quehacer cotidiano. Finalmente, este enfoque emergente se nutre del comportamiento vivencial del individuo en cada realidad donde interviene, se interrelacionada, descubre los hechos que rodean un fenómeno intencional o no intencional, lo que tenemos que hacer como investigadores es darle rigurosidad metodológica para producir conocimientos científicos viables y acreditables por la comunidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Anigstein, M. (2013). Reflexiones en torno al consumo alimentario actual. Una aproximación desde el programa socio-fenomenológico. TS Cuadernos de Trabajo Social, 9, 28-43. http://www.tscuadernosdetrabajosocial.cl/index.php/TS/article/view/73.

Álvarez, J. y Jugerson, G. (1998). Como hacer investigación cualitativa. Fundamentos y metodología. Paidós Educador.

Arnold, M. (2013). Reseña del Libro Socio-fenomenología. El significado de la vida social cotidiana de Ulises Toledo. TS Cuadernos de Trabajo Social, 9, 128-131. https://tscuadernosdetrabajosocial.cl/index/.php/TS/article/view/81.

Fernández, P. (2020). El año de la Ciencia. Reportaje El País Semanal. https://elpais.com/elpais/2020/12/22/eps/1608637752_983427.html.

Heidegger, M. (1985). El Habla. Espacios, año II, N° 6. Puebla.

Padrón, J. (2007). Tendencias Epistemológicas de la Investigación Científica en el Siglo XXI. Universidad de Chile.

Popper, K. (1968). Tolerancia y Responsabilidad Intelectual. Conferencia en Alemania. http://sebastiantoledo.com.ar/documentos/Popper,%20Introducci%C3%B3n.pdf.

Rizo, M. (2014). De lo interpersonal a lo intersubjetivo. Algunas claves teóricas y conceptuales para definir la comunicación intersubjetiva. Quórum Académico, 11 (2), 290-307.

Schutz, A. (2003). El problema sociofenomenológico de  la realidad social. Amorrortu.

Strauss, A y Corbin, J. (2012). Bases de la Investigación Cualitativa Sociofenomelógica. Técnica y Procedimientos para desarrollar la Teoría Fundamentada. (1º ed.). Editorial Universidad de Antioquia.

Toledo-Nickels, U. (2012a). Socio-fenomenología. El significado de la vida social cotidiana. Pencopolitana.

Toledo-Nickels, U. (2009b). El programa Socio-Fenomenológico de Investigación. Cinta de Moebio: Revista de Epistemología en Ciencias Sociales, 35, 67-87. 10.4067/S0717-554X2009000200001

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *