Diana Belén Herver – Hernández,  Investigadora – México / Instagram: @diiabelen /

Correo: diiabelen@gmail.com
ORCID iD icon
https://orcid.org/0000-0002-6595-2083

Ricardo J. Chaparro – Tovar,  Investigador  INIA – Venezuela / Instagram: @ricardojcht / Correo: ricardochaparroinia@gmail.com
ORCID iD icon
https://orcid.org/0000-0003-0749-726X

Saludos estimados lectores e investigadores que inician su formación en el fascinante mundo de la escritura científica. Bienvenidos(das) a esta primera entrega de “Ciencia en Letras” hecha con amor por la ciencia y la formación. En cada entrega, al final de los artículos pueden dejar sus inquietudes, dudas o aportes entorno a los temas desarrollados.

Bueno, sin más preámbulos, iniciemos. La ética en la investigación científica es un tema amplio, dinámico  y al mismo tiempo, representa  un pilar fundamental para garantizar la responsabilidad, integridad y confiabilidad de los estudios realizados. Sin embargo, no solo se limita a la recolección y análisis de datos, también juega un papel crucial en la difusión escrita de los hallazgos científicos.

Es importante resaltar que cada campo de estudio o investigación está regido por normativas nacionales e internacionales que dictan las buenas prácticas o prácticas éticamente responsables con; el  ambiente ( manejo de desechos, entre otras), manipulación de seres vivos como animales, plantas y  humanos (bioética).

De este último podemos mencionar como ejemplo, las  pautas éticas internacionales para la investigación relacionada con la salud con seres humanos, elaboradas por el Consejo de Organizaciones Internacionales de las Ciencias Médicas (CIOMS) en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Atendiendo a tu área o campo de investigación te recomendamos que indagues en este aspecto.

 

Imagen: pixabay.com

 

La ética en la investigación científica también implica mantener la confidencialidad y el anonimato de los participantes. Cualquier información identificable debe ser eliminada o “anonimizada” para proteger la privacidad de los participantes y evitar posibles consecuencias negativas, entre ellas, demandas legales.

Cumplir con los principios éticos en la investigación y difusión científica contribuye a fortalecer la credibilidad y confianza en la comunidad científica.

Protección de los Derechos de los Participantes

Para los investigadores noveles, es esencial comprender la importancia de respetar los derechos de quienes colaboran en un estudio. Algunos puntos clave a tener en cuenta son:

  1. Obtener un consentimiento informado adecuado, donde los participantes comprendan claramente los objetivos, procedimientos, riesgos y beneficios del estudio.
  2. Respetar la autonomía de los participantes y asegurarse de que sus derechos no sean vulnerados en ninguna etapa de la investigación.
  3. Garantizar la confidencialidad de la información personal de los participantes, eliminando cualquier dato identificativo que pueda comprometer su privacidad.

Al seguir principios éticos, se fortalece la confianza en la investigación científica y se contribuye a la construcción de un entorno de trabajo respetuoso y responsable. Es responsabilidad de cada investigador asegurarse de que se respeten los derechos de los participantes y que se sigan las normas éticas establecidas en el campo de estudio correspondiente.

Integridad Científica

La integridad científica es un principio que implica el uso de métodos precisos y confiables en la recolección, análisis y presentación de datos. Los investigadores deben evitar la  falsificación o plagio de datos, y seguir los más altos estándares de integridad científica.

Por supuesto,  esto se extiende a la difusión de los hallazgos científicos, donde es esencial  presentar los resultados de manera honesta y transparente para mantener la credibilidad de la investigación.

Imagen: Pixabay.com

 

Mantener la integridad científica también implica asegurarse de que los datos recopilados se utilicen únicamente para fines científicos legítimos. Por lo tanto, se debe evitar el acceso no autorizado, el mal uso o la divulgación no autorizada de los datos de investigación.

En el proceso de difusión científica, es importante considerar los posibles riesgos y beneficios de compartir datos, así como garantizar prácticas adecuadas de gestión de datos para proteger la privacidad de los participantes y la integridad de la investigación.

De la gestión de datos de investigación

En esta sección te recomendamos que revises los Principios FAIR: Buenas prácticas para la gestión y administración de datos científicos. Estos principios  ofrecen un conjunto de cualidades precisas y medibles que una publicación de datos debería seguir para que los datos sean Encontrables, Accesibles, Interoperables y Reutilizables (del inglés FAIR – Findable, Accessible, Interoperable, and Reusable). Adicionalmente es importante tener en cuenta los siguientes tres aspectos:

a.-Compartir Datos de Forma Responsable

Compartir datos de forma responsable es un aspecto crucial en la investigación científica, ya que promueve la transparencia, la colaboración y el avance del conocimiento. Al compartir datos de manera ética, los investigadores contribuyen a la reproducibilidad de los estudios, permitiendo que otros puedan verificar y validar los resultados obtenidos. Esta práctica fomenta la confianza en la comunidad científica y facilita la construcción de nuevos descubrimientos sobre la base de investigaciones previas.

b.-Transparencia y Accesibilidad de los Datos

Implica proporcionar información detallada sobre la metodología utilizada, los procedimientos de recopilación de datos y cualquier limitación o sesgo potencial en el estudio.

Además, los datos compartidos deben ser accesibles para otros investigadores, ya sea a través de repositorios en línea, bases de datos públicas o mediante solicitudes directas. Facilitar el acceso a los datos promueve la colaboración y la replicabilidad de los estudios, fortaleciendo la validez y fiabilidad de la investigación científica.

C.-Impacto de Compartir Datos de Manera Responsable

Compartir de datos no solo beneficia a la comunidad científica al fomentar la colaboración y la transparencia, sino que también tiene un impacto positivo en la sociedad en general. Al permitir que otros investigadores accedan y utilicen los datos para realizar nuevos estudios, se amplía el alcance y la relevancia de la investigación, impulsando avances significativos en diversas áreas del conocimiento.

Ética en la difusión científica

A continuación, mencionaremos cuatro aspectos éticos cruciales que los investigadores noveles deben tener en cuenta al redactar sus resultados científicos:

Imagen: pixabay.com

 

  1. Plagio y citación adecuada: el plagio es una violación ética grave en la escritura científica. Los investigadores noveles deben asegurarse de citar adecuadamente todas las fuentes utilizadas en su investigación para dar el crédito correspondiente y evitar el plagio.
  2. Autoría y agradecimientos: determinar la autoría en función de las contribuciones sustanciales es esencial en la escritura científica ética. Además, es fundamental reconocer a todos los colaboradores de manera adecuada y agradecer cualquier apoyo financiero o institucional recibido durante el proceso de investigación.
  3. Manipulación y falsificación de datos: la honestidad y la integridad en la presentación de datos son principios éticos clave. Los investigadores no deben manipular ni fabricar datos para respaldar sus hipótesis. Es crucial que los investigadores noveles sepan cómo garantizar que sus hallazgos reflejen con precisión los datos recopilados.
  4. Conflictos de interés: revelar cualquier conflicto de interés potencial que pueda influir en la investigación o su interpretación es fundamental. Esto incluye relaciones financieras, personales o profesionales que podrían comprometer la objetividad del estudio. La transparencia en la divulgación de conflictos de interés mejora la credibilidad de la investigación.

En resumen, la ética en el proceso investigativo y en la difusión científica es un aspecto fundamental que todo investigador, especialmente los noveles, debe tener en cuenta. Al seguir principios éticos sólidos y practicar una escritura científica responsable, se contribuye de manera significativa al avance del conocimiento y la ciencia. Y recuerda:

La ética no es una opción, es un requisito indispensable en todas las fases de la investigación científica.

¡Nos vemos en la próxima entrega de tu sección “ciencia en letras”!

Bibliografía Consultada

 

Suscribir
Notificar de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios